¿Qué es la Buena Enseñanza?

Después de terminar mi licenciatura en Sistemas de Información, y tener la oportunidad de conocer a muchos profesores en diferentes áreas de la tecnología, me di cuenta de que sólo uno de ellos tuvo un impacto en mi carrera. Por alguna razón, sentía una conexión especial con este maestro por su forma natural de enseñar. Tan pronto él se presentó a la clase y contó su historia, me dije: “Si él es capaz de hacer esto, yo también puedo!”

A pesar de que era su primer año de enseñanza en una universidad, él fue capaz de conectar con los estudiantes y nos enseñó que era igual a todos nosotros, pero tuvo que trabajar duro para lograr sus objetivos. Tendía a ofrecer reuniones uno-a-uno a la clase, con el fin de garantizar que captáramos el concepto principal de las lecciones y proyecto final. Durante los fines de semana, se unía a nosotros en el laboratorio para ayudar con proyectos de grupo y siempre se puso a disposición para proporcionar información y responder a las preguntas y preocupaciones. En resumen, estableció una relación amable con nosotros, y ayudo a los estudiantes en la clase a sentirse cómodos y capaces de lograr los objetivos del curso, que finalmente condujo al éxito de la clase. Su objetivo subliminal para cada clase era hacer que los estudiantes entendieran el punto de la lección, en lugar de memorizar textualmente la información; asociar nuestras experiencias y compartir con la clase. Es por eso que tomaba más tiempo para dedicarlo a los que buscan los fundamentos para construir la comprensión. Luego, profundizaba sobre la base de nuestra propia pasión por un tema determinado.

Por esa razón, creo que la buena enseñanza comienza con la construcción de una buena relación con nuestros estudiantes. Creo que es muy importante conocer a los estudiantes en los diferentes niveles, no sólo académicamente, sino social y personalmente. Sin embargo, no pretendo decir que el conocimiento del contenido de un maestro no es importante, pero como maestros o candidatos a maestros, si no empezamos por conocer a los estudiantes y aprender a establecer una buena relación no llegaremos  a ninguna parte. Como estudiante, valoro un maestro que tiene la capacidad de hablar conmigo sobre la vida fuera de la escuela. Al tratar de lograr un título de maestro, la mayoría de nosotros tenemos un trabajo a tiempo completo con muchas responsabilidades, como la familia y las deudas, pero aún así, tratando de obtener un título con el fin de abrir las puertas a nuevas oportunidades y tener una mejor calidad de vida. Sumariamente, como maestro todo lo que necesita es decir: “¿Cómo fue tu fin de semana?” Para ayudar a que los estudiantes se sientan relajados y comprometidos durante la clase.

En mi opinión, una buena enseñanza es una cualidad que posee un maestro; Por lo tanto, mi definición de una buena enseñanza no se aplica a todos los maestros por la razón de que no todos tienen la capacidad de establecer una relación personal o social con sus alumnos. Basado en mi experiencia, algunos profesores se centran más en los libros de texto, las evaluaciones y el logro de programa a la comprensión de cómo funciona el estudiante y cómo crear un impacto con el uso de palabras y técnicas específicas con el fin de llegar a los estudiantes. Todos los profesores son capaces de practicar una buena enseñanza. Podemos tratar de conocer mejor a los estudiantes para encontrar formas creativas para personalizar el plan de estudios de acuerdo a sus necesidades. Estudiantes que se sientan cómodos, no tendran miedo de hacer preguntas, haciendo cumplir las reglas de la clase positivamente, utilizando un lenguaje apropiado, e individualizar la instrucción son sólo algunas de las cosas que creo que se puede definir como una buena enseñanza.

Además, las palabras positivas son poderosas cuando se trata de impactar en el rendimiento del estudiante. Decir al estudiante directamente de que tienen la capacidad para hacerlo bien, el seguimiento de nosotros mismos para asegurar que estamos creando discusiones equitativas para permitir que todos los estudiantes participen, no sólo los de alto rendimiento, sino también a los estudiantes que tienen un patrón de no realizarse bien animará su éxito. En general, creo que una buena relación con nuestros estudiantes es un requisito para la enseñanza y el aprendizaje. Una buena relación tendrá un impacto dramático en el rendimiento académico del estudiante y puede ayudar a los maestros a diseñar un mejor plan de estudios y lograr los resultados concretos deseados.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s